Recetas curativas

Deliciosa sopa de tomate para la salud cardiovascular

Deliciosa sopa de tomate para la salud cardiovascular

Una sopa de tomate es el abreboca perfecto para un almuerzo, lo es mucho más si consideras que esta maravillosa sopa mantiene tus niveles de triglicéridos y colesterol a raya. Si has tenido problemas coronarios, cardiovasculares y de tensión arterial alta; pues esta sopa es para ti.

En el mundo occidental los problemas coronarios, de hipertensión y en general cardiovasculares han sido unos de los primeros riesgos a tratar en emergencias e innumerables consultas, ya que con los sistemas vasculares, se debería tener un mayor cuidado. Infartos y accidentes cerebro vasculares ocupan primeros lugares en causa de muerte en demasiados países

He creado para tí una sopa que además de ser una extraordinaria entrada, para cualquier almuerzo, también es curativa para efectos cardiovasculares; algo muy buscado en la alimentación de personas de todas las edades.

Valor nutricional de la sopa de tomate

El tomate es un poderoso antioxidante, lo que mantiene los tejidos vasculares en muy buen estado, rico en vitamina C y D. Los minerales que contiene en grandes proporciones son justamente el sodio y el potasio que regula la vaso conducción de las arterias previniendo su obstrucción con colesterol grueso o de mala calidad.

Otros minerales como el calcio y el hierro favorece la buena circulación sanguínea. Es importante que incluyas esta sopa una vez a la semana y come saludable para que puedas mantener optimas tus arterias.

Disfruta de la receta, además comestible por toda la familia altamente nutritiva de tomate

Receta de sopa de tomate curativa

sopa-de-tomate-curativa

Ingredientes:

  • 500 gramos de tomates
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • ½ pimienta
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación:

Llena  una olla con agua y hierve tomates durante 1 minuto, sácalos y colócalos en agua fría. Podrás quitar la piel fácilmente con esto.Una vez pelados, picar los tomates en dados pequeños y reservar.
Pica  la cebolla, el pimiento y el ajo muy pequeños y ásalos en una sartén con un poco de aceite de oliva.

Cocina hasta que la cebolla y el ajo estén dorados, pero ten cuidado de no dorarlos demasiado.
Añade los tomates picados, el laurel y una pizca de sal y pimienta. Agrega 2 vasos de agua o, si lo prefiere, caldo de verduras.
Reduce el fuego a  medio y cocina a fuego lento por 30 minutos. Revuelve de vez en cuando y comprueba que esté bien salado.
Después de este tiempo puedes hacer dos cosas: dejar la sopa de tomate como está, con trozos de verdura, o mezclarla. Si decides licuarlo, retira primero la hoja de laurel.
Una vez mezclada, tendrás lista tu deliciosa y fácil sopa de tomate.

Se puede colar a través de un tamiz si se deseas una textura aún más fina. Cuando sirvas tu plato, puedes decorarlo con perejil fresco o hojas de albahaca. También se pueden añadir panecillos y, por supuesto, un poquito de aceite de oliva virgen extra.

Comparte en tus redes:

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *